25 de mayo de 2017

Lo que se lleva el Estado vs. lo que se lleva el productor


La suma de todos los impuestos que se incluyen en el precio de las bebidas (y de prácticamente cualquier otro producto) equivalen a la mitad del precio del producto. Si el Estado no abusara con impuestos extorsivos, podrías pagar todo a mitad de precio o comprar el doble de cosas.

Fuente: Nosotros los Contribuyentes.